Polen

El polen, fuente de nutrientes imprescindibles

El polen de abeja es recogido de las flores por estas. Lo guardan como pequeñas bolas en las cestas de sus patas traseras, y más tarde los apicultores se lo quitan. Dichas bolas las forman las abejas, uniendo miles de unidades de polen. Para las abejas el polen es casi la única fuente de proteína, así que se han adaptado para su recolección.

Las plantas y las abejas han evolucionado conjuntamente durante miles de años. Las plantas necesitan a las abejas para polinizar, y como las abejas tienen especificidad hacia una planta concreta, son polinizadoras muy efectivas. Las plantas, por su parte, son fuente de polen y propóleo para las abejas.

Componentes

HUMEDAD

EN EL RECIÉN RECOLECTADO POR LAS ABEJAS ES DEL 30-40 %.
HA DE SER < 5 %.

CARBOHIDRATOS

20-40 % (35 %) DE CELULOSA Y LIGNINA

ÁCIDO 10-HIDROXIDECENOICO

B, C eta A

PROTEÍNAS Y AMINOÁCIDOS

20-35 %

TODOS LOS AMINOÁCIDOS

EL POLEN ES UNO DE LOS POCOS PRODUCTOS VEGETALES QUE CONTIENE LOS DIEZ ESENCIALES

LÍPIDOS

%5

ENCIMAS

HORMONAS SEXUALES

DE ORIGEN VEGETAL

VITAMINAS

CONTIENE TODAS LAS VITAMINAS.
NO CONTIENE VITAMINA A, PERO SÍ UNA GRAN CANTIDAD DE CAROTENOS

SALES MINERALES

2 – 6 % (FE, CA, SE, MG)

CAROTENOIDES Y FLAVONOIDES

ANTIBIÓTICOS

COMPUSTOS VOLÁTILES

Beneficios para la salud

El polen es un nutriente completo para los seres humanos, y contiene en la proporción adecuada todos los elementos que requiere el cuerpo humano. Es muy recomendable cuando existe una carencia de nutrientes o cuando la demanda de éstos es muy grande (embarazos, periodo de lactancia, deportistas).

Es rico en minerales. Sobre todo, contiene mucho Fe y Ca orgánicos, es decir, contiene estos minerales de manera que son fácilmente asimilables por el cuerpo. Es muy recomendado en casos de anemia, pero sobre todo en los casos de anemia causados por falta de hierro. Para los huesos.

El selenio y el magnesio son oligoelementos importantes, y es fuente de éstos.

Gracias a los flavonoides que contienen extraordinarios antioxidantes. En problemas alimenticios: Aumenta el apetito por causa del metabolismo. En casos de anorexia o desnutrición.

El polen es vigorizante y estimulante. Ayuda a mejorar el rendimiento físico y psíquico. Es adecuado en época de exámenes...

Ayuda en casos de estrés, alteraciones de la memoria e insomnio, ya que, gracias al efecto del triptófano, genera optimismo y sensación de bienestar. Prostatitis: Como el polen contiene hormonas,
vitaminas y oligoelementos, “rejuvenece” la próstata. Es un remedio de primer nivel para el adenoma o inflamaciones de la próstata, causadas por la edad.

Es eficaz contra enfermedades autoinmunes.

Vitaminas: Vitamina B12, rica en carotenoides (provitamina A)

Fibra: contiene multitud de celulosas y ligninas. Estos son azúcares que no puede digerir el cuerpo humano, y que, entre otras cosas, ayudan al movimiento del intestino, pues disminuyen tiempo de tránsito de éste.

En la menopausia: ciertos componentes del polen (flavonas y fitoesteroles) compensan la falta de estrógeno. Por otro lado, debido a la tendencia a perder Ca, el polen resulta totalmente recomendable, pues el calcio que aporta (calcio orgánico) llega hasta los huesos.

Es beneficioso para los intestinos, ya que ayuda a equilibrar la flora del colon. La abeja, por medio de la saliva, le agrega las lactobacterias y levaduras que contiene en su boca.

Contiene fitoesteroles: resultan de gran ayuda al metabolismo del colesterol al reducir el LDL y aumentar el HDL. Es muy adecuado para los diabéticos.

Cómo consumirla

  • Podríamos adquirirlo seco o tal cual (fresco); éste último hay que mantenerlo en el congelador.
  • Como no ha sido sometido a tratamiento, el fresco tiene más propiedades que el seco. Siempre hay que tomarlo disuelto; en agua, miel, zumo... El seco habrá de ser introducido en algún líquido una media hora antes de su consumición, para que se disuelva. Por ejemplo, mezclado con zumo y yogur queda muy rico.
  • Por las mañanas se recomienda tomarlo en ayunas.
  • Si se toma con miel y jalea real sus efectos aumentan. En efecto, los productos de las abejas son potenciados cuando se toman combinados unos con otros.
  • Dosis de mantenimiento: Poner a disolver 2 cucharaditas de polen (20-30 gr.) y añadir miel.
  • Tras una época de consumo hay que hacer descansos.
  • Al principio puede causar molestias. Hay que comenzar tomando pequeñas cantidades, y aumentar poco a poco la cantidad.
  • La calidad del producto es importante: local y ecológico.
  • NO ES RECOMENDABLE: En principio no se recomienda su consumo a personas alérgicas al veneno de las abejas.

¿Cómo y dónde conservarlo?

  • NO TIENE QUE DARLE EL SOL
  • HAY QUE CUBRIRLO DEBIDAMENTE PUES SE FERMENTA CON MUCHA RAPIDEZ
  • SI ES FRESCO HAY QUE GUAR- DARLO EN EL CONGELADOR. EN CUANTO COJAMOS LA DOSIS NECESARIA HAY QUE DEVOLVERLO AL CONGELADOR