Jalea real

Jalea real, elixir para la reina

La jalea real es un producto que se forma en las glándulas de las jóvenes abejas trabajadoras entre sus primeros cinco y catorce días de vida.

Con esa sustancia alimentan a todas sus larvas en los tres días siguientes a salir de las huevas. A partir del tercer día cambian la dieta de la mayoría de las larvas, pero las larvas destinadas a ser reinas seguirán alimentándose de pura jalea. Sin la jalea real los órganos sexuales de las abejas trabajadoras no se desarrollan.

El cuerpo de la reina puede llegar a ser seis veces más pesado que el de las trabajadoras. Su esperanza de vida también es mayor que la de las trabajadoras. La reina puede llegar a vivir 5 o 6 años. También es más resistente a las enfermedades que las trabajadoras. Por eso se le otorgan virtudes beneficiosas.

La jalea real es viscosa, de color blanco crema y sabor agrio.

La jalea real es ácida (muy parecida a la miel). Su mayor calidad se obtiene de forma natural y fresca. Se suele tomar mezclada con otros productos de la abeja, sobre todo, con miel.

En el mercado se vende liofilizada (deshidratada mediante frío) mezclada con otros sabores.

Componentes

AGUA

60-70%

LÍPIDOS

4,5-5,6% está formado ácidos grasos

ENCIMAS

Glucosa oxidasa

HIDRATOS DE CARBONO

8,5-14% glucosa · fructosa

MINERALES

Microelementos: Fe, Ca, K, urrea, Si, Mg, Mn, Ni, Ag, Cr, Zn

GAMMAGLOBULINA

Antibiótico, protege de enfermedades

PROTEINA

11-14,5% contiene todos los aminoácidos en proporción adecuada, de los cuales ocho son esenciales

HORMONAS SEXUALES

Estradiol, testosterona y progesterona

VITAMINAS

B: sobre todo B5 y contiene poco B12

ACETILCOLINA

Neurotransmisor, vasodilatador, disminuye la presión arterial periférica

Beneficios para la salud

  • La jalea real es un bioestimulante natural para todas las funciones del organismo. Agiliza el cerebro e incrementa la capacidad intelectual y el rendimiento físico. Estimula el sistema inmunológico del cuerpo, y, en general, fortalece todo el sistema inmunológico.
  • Es un vigorizante de primer nivel, sobre todo para personas de edad avanzada. La jalea ayuda al organismo a recuperar las fuerzas perdidas por la edad, la fatiga o las enfermedades de larga duración. En casos de anorexia.
  • Gracias a las hormonas que contiene, es reguladora de las hormonas de los humanos. Tiene hormonas de origen vegetal, pero no son perjudiciales.
  • Complemento alimenticio: sustancias minerales y vitaminas.
  • Actividad antibiótica: actúa contra el virus de la gripe o el herpes.
  • Para el cutis: La jalea forma epitelio, por lo que ayuda a la cicatrización de la piel dañada.
  • Según señalan algunas investigaciones, la jalea real acelera el proceso de formación de los huesos.
  • NO ES RECOMENDABLE: No es recomendable para personas diabéticas, pues tiene un principio que produce hiperglucemia.

Cómo consumirla

Dosis: Hay que tomar una gota del tamaño de un grano de maíz. En ayunas y una vez al día, y si fuera necesario, dos veces al día.

Dejar bajo la lengua unos minutos para que se derrita. En el caso de estar liofilizada habrá que consultar el prospecto.

Cómo conservarla

A diferencia de la liofilizada, la jalea fresca hay que conservarla fría para evitar problemas de fermentación. Para que se mantenga por un tiempo hay que conservarla entre 0º C y -5º C.

Una vez abierto el frasco, hay que seguir tomándola y guardarla en el frigorífico de casa (4 º C). Es importante no romper la cadena de frío.

Ha de conservarse guardada de la luz y, teniendo en cuenta su nivel de acidez, ha de estar en frascos de cristal o plástico opacos.